La piú bella

Borsalinos, relojes en la derecha y vestidos verdes.

Asientos de tren pegados a la ventana, el sol en la cara y libros que acompañan.

Shorts, camisetas grises, gafas grandes y sandalias altas.

Perderse entre callejones, perderse entre copas de chardonnay.

El trench, remangado. Las flores, frescas. Ver amanecer, con café.

Volver a la cama, con camisa blanca. La música, que siempre suena.

Ay, yo voy.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s